Recuento de materiales, cortantes e instrumentos quirúrgicos

Gestionando el riesgo

Recuento de materiales, cortantes e instrumentos quirúrgicos.

En tanto las leyes del RU. no dicten que sistema o método debe seguirse para el recuento de materiales, objetos punzantes e instrumentos en el entorno quirúrgico, como profesionales sanitarios, la ley es meridianamente clara respecto a que todos tenemos “obligación de cuidado” del paciente. Somos responsables ante el paciente de los cuidados de enfermería que prestamos y, como tales, debemos asegurar que no causamos ningún daño a nuestros pacientes debido al olvido negligente de objetos dentro de las cavidades del paciente durante los procedimientos clínicos invasivos.

Las siguientes recomendaciones fueron revisadas y desarrolladas por los profesionales del grupo de la NATN (asociación nacional de enfermeras quirúrgicas). Estas recomendaciones están diseñadas para su inclusión en las directrices locales para ayudar a los profesionales perioperatorios a realizar el recuento de materiales, objetos punzantes e instrumentos en cualquier escenario quirúrgico.

INTRODUCCIÓN

El principio primordial del recuento es que todo material, instrumento o ítem debe ser contado en cualquier procedimiento quirúrgico invasivo en cualquier entorno cualquiera que sea su duración para prevenir la retención de cuerpo extraño y la subsiguiente lesión al paciente.

Así como es la responsabilidad del usuario la de devolver todos los ítems, es una “costumbre y práctica” reconocida que el profesional lavado ponga en práctica el procedimiento de verificación de modo que sea capaz de afirmar categóricamente que todos los ítems han sido devueltos.

El recuento debe ser audible para todos los que cuentan y debe ser realizado por dos miembros del equipo, uno de los cuales DEBE estar apropiadamente cualificado (por ejemplo un ODP – Diploma/NVQ nivel 3 o una enfermera cualificada).

El recuento debe realizarse en todos los procedimientos en los cuales exista la posibilidad de que puedan quedar retenidos materiales, objetos punzantes o instrumentos.

Los ítems a contar deben incluír, pero no se limitan a:

Torundas de gasa detectables radiológicamente, Compresas, Minitorundas (bolitas, lentinas), Tiras de gasa, Agujas, Instrumentos incluyendo tornillos partes desmontables, bistuies, agujas para infiltraciones locales, cintas, clips de titanio etc.

RECOMENDACIONES A INCLUIR EN LAS DIRECTRICES LOCALES

Las principales áreas a considerar son:

  1. Educación/adiestramiento.
  2. Envasado
  3. Responsabilidad del recuento
  4. Procedimiento de verificación
  5. Técnica de recuento
  6. Discrepancias en el recuento
  7. Documentación

1 EDUCACIÓN/ADISTRAMIENTO

a. Mediante el cual un hospital desarrolla una formación post-básica para los estudiantes de enfermería que deben estar “a mayores” hasta que sean reconocidos como competentes en estas habilidades por un miembro del equipo apropiadamente cualificado.

b. Se debe incluir una introducción a las directrices locales en el programa de orientación del personal de nuevo ingreso.

c. Los trabajadores auxiliares no deben tener permitida su implicación en el recuento hasta que haya sido evaluado como competente para hacerlo.


2 ENVASADO

a. Todas las torundas y envases que se empleen durante procedimientos invasivos deben tener un marcador radio opaco fijado de modo seguro a lo largo del mismo.

b. Todas las gasas y torundas deben estar envasadas en fajos de cinco (5) y tener unas dimensiones y peso uniformes. Cualquier envase que contenga menos o más de 5 unidades debe ser retirado del área de trabajo inmediatamente. Se deben realizar los recuentos en base a múltiplos de cinco y registrados en la pizarra correspondiente en múltiplos de cinco.


3 RESPONSABILIDAD DEL RECUENTO

a. Cada recuento debe ser realizado por dos miembros del equipo, uno de los cuales debe ser un profesional cualificado en el entorno perioperatorio (por ejemplo no un@ alumn@). El personal implicado en el procedimiento de recuento debe de ser capaz de reconocer los instrumentos y dispositivos médicos en uso.

b. Los recuentos deben realizarlos siempre las dos mismas personas que los han venido realizando durante toda la cirugía.

i. Si se debe sustituir al profesional lavado durante el procedimiento se debe realizar un recuento completo que incluya una comprobación completa del instrumental y que este sea registrado y firmado por los equipos saliente y entrante.

ii. Si es necesario sustituir temporalmente a cualquier persona, el profesional de reemplazo debe seguir el procedimiento estándar y anotar y firmar cualquier añadido en el registro intraoperatorio.

iii. El nombre del personal de relevo o de reemplazo debe registrarse en el registro intraoperatorio.

c. Los ítems que permanecerán en el paciente de modo intencionado (por ejemplo; un Parking de compresas, tubos de drenaje, catéteres) deben anotarse en el registro intraoperatorio y en las observaciones del paciente. Cuando se deja de modo deliberado un ítem que debe ser contado en el interior de un paciente se debe registrar en la hoja intraoperatoria, en el registro del quirófano y en las observaciones del paciente. Si se retira también debe ser anotado.

d. Todos los objetos deben permanecer en el quirófano hasta que el procedimiento se complete y todos los recuentos sean realizados. Esto incluye la lencería y todos los contenedores y bolsas de residuos clínicos.

e. El material utilizado para la limpieza de superficies puede no tener marcado detectable radiológicamente. Estos materiales sólo deben abrirse una vez cerrada la piel del paciente.


4 PROCEDIMIENTO DE RECUENTO

a. Debe realizarse un recuento de gasas/compresas, instrumentos y agujas para todas las técnicas invasivas y debe ser registrado inmediatamente.

b. Debe disponerse en el quirófano de un tablón o pizarra preimpreso que registre los objetos más relevantes usados en la intervención. Esta pizarra debe permanecer fija a la pared del quirófano de modo que facilite su acceso y visibilidad durante la intervención.

c. Antes del inicio de la cirugía debe realizarse un recuento completo de materiales (gasas/compresas), instrumentos y cortantes (agujas y bisturís). Un segundo recuento se debe realizar antes del cierre de una cavidad dentro de otra cavidad, antes del inicio del cierre de la herida y al finalizar el cierre de la piel o al final de la intervención.

d. Cuando se añadan objetos extra al campo deben ser contados cuando se añaden y registrados como parte de la documentación del recuento.

e. En los casos de emergencias indemorables que amenazan la vida del paciente es bien sabido que no siempre se puede realizar un recuento de materiales e instrumentos. En estas circunstancias, todos los envoltorios deben guardarse para facilitar un recuento que se deberá realizar a la primera ocasión y que se debe documentar en el registro del paciente y del quirófano.

f. Los objetos añadidos durante el procedimiento deben contarse y registrarse. Debería contarse con un sistema de trazabilidad local para los instrumentos utilizados durante el procedimiento.

g. En todo momento durante la intervención, el profesional lavado debe estar alerta sobre donde se encuentran todos los materiales (gasas/compresas), instrumentos y equipos médicos. Debe tenderse a la pulcritud asegurándose de que sólo los equipos necesarios están en uso en cada momento determinado.

h. Si un bisturí, aguja o instrumento se rompe durante el uso, el profesional lavado debe asegurarse que todos los fragmentos le han sido devueltos al final de la intervención y han sido recontados. Cualquier instrumento averiado podría comprometer la seguridad del paciente por lo que debe ser retirado del uso y etiquetado para reparar. Es necesario informar al servicio de esterilización, al fabricante y/o a la agencia reguladora de productos médicos y sanitarios[i] (MHPRA en GB) si se encuentra un fallo obvio en un equipo sanitario. Si se considera necesario la MHPRA o la agencia de seguridad del paciente lanzarán una alerta de riesgo o un boletín de seguridad.

i. Un recuento completo de materiales (gasas/compresas), instrumentos y cortantes debe realizarse al inicio del cierre de cualquier cavidad y el recuento final al inicio del cierre cutáneo. Cuando inspeccione los materiales el profesional lavado debe asegurarse que el ítem está completamente abierto para revisar su integridad. Los instrumentos y otros ítems con tornillos y/o partes desmontables también deben ser incluidos en el recuento al inicio y al final del procedimiento. El equipo quirúrgico debe de disponer de tiempo para que estos recuentos se realicen sin presión.

j. Al completarse el recuento final, el profesional lavado debe realizar una conformidad verbal de que todos los materiales, instrumentos y cortantes han sido recontados y el cirujano debe recibir un reconocimiento verbal con la intención de evitar cualquier malentendido.

k. Al final del procedimiento quirúrgico, el profesional circulante y el lavado deben registrar en la documentación pertinente que se han realizado las comprobaciones de modo satisfactorio. Esto debería incluir la documentación de enfermería, el registro del quirófano, los sistemas informáticos y las observaciones del paciente.


5 TÉCNICAS DE COMPROBACIÓN

a. Ambos profesionales deben contar en voz alta y al unísono. Los ítems deben separarse completamente durante el procedimiento de comprobación.

b. Durante el recuento debe comprobarse la integridad de los marcadores radiopacos en los materiales (gasas, compresas) y demás ítems. Esto incluye la integridad de los marcadores en los procedimientos abdominales.

c. Las compresas y gasas deben ser recontadas en grupos de cinco unidades tanto en el recuento inicial como cuando se añaden a lo largo de la intervención. No se deben agregar a lo ya contado hasta verificar el número de unidades de la nueva entrega. Las adiciones se deben hacer en múltiplos de cinco.

d. Las agujas deben registrarse como un montante total al inicio del procedimiento y los ítems adicionales deben agregarse individualmente en la pizarra/tablón de acuerdo con el número indicado en el embalaje. Los embalajes de las suturas deben guardarse y utilizarse para comprobar el procedimiento si es necesario.

e. No se recomienda abrir los embalajes de las suturas durante el recuento inicial. Las agujas utilizadas en el campo estéril deben guardarse en un contenedor de agujas desechable resistente a las punciones.

f. En caso de aparecer un número incorrecto de compresas/gasas o de paquetes (por ejemplo no hay cinco) se debe retirar el paquete entero del quirófano. Identificar el número de lote y asegurarse de que el paquete se retira del almacén y que se notifica a la autoridad/agencia apropiada.

g. Si ocurre una interrupción durante el procedimiento de recuento este se debe reiniciar.

h. Los materiales (gasas, compresas) deben ser completamente visibles para el cirujano y el anestesista donde sea de aplicación durante los procedimientos invasivos.

i. Los materiales e ítems deben contarse fuera del campo quirúrgico. La técnica utilizada debe ser segura e incorporar medidas de control de la infección en concordancia con las precauciones estándar. Todos los materiales (gasas/compresas) deben ser abiertos o desplegados completamente y recontados en múltiplos de cinco antes y en cuanto se depositen en un sistema de eliminación adecuado.

j. Como parte de una estrategia apropiada de gestión de riesgos, se recomienda que se disponga de un sistema apropiado de eliminación que evite el manejo de los materiales usados por el personal circulante.

k. Si fuese necesario, el sistema podría ser sellado y el número de unidades que contiene registrado en el exterior del mismo. Si existiera una discrepancia en el cierre del recuento, todas las bolsas y contenedores deben abrirse y su contenido, recontado.

l. Si un ítem del recuento se cayese inadvertidamente fuera del campo estéril el personal circulante debe recuperarlo, mostrárselo al profesional lavado y aislarlo del campo para incluirlo en el recuento final.

m. Los ítems no deben ser cortados o alterados salvo que se haga a propósito específicamente. Si cualquier persona que desarrolla el procedimiento solicita que se altere cualquier ítem debe documentarse en el registro del paciente y remarcado en la pizarra/tablón e incluido en el recuento.

n. El instrumental debe ser recontado de modo audible y visible por el profesional lavado y otra persona. Las hojas de recuento preimpresas que recogen el contenido de las cajas de instrumental deben usarse para documentar el recuento de instrumental.


6 DIFERENCIAS EN EL RECUENTO

a. Si se identifica una discrepancia en el recuento el cirujano debe ser informado inmediatamente y realizar simultáneamente una minuciosa búsqueda.

b. Si una búsqueda minuciosa no localiza el ítem, debe realizarse una radiografía antes de que el paciente abandone el quirófano, o si esto no es posible, antes de que el paciente deje el área quirúrgica.

c. La pérdida de objetos muy pequeños (por ejemplo agujas que no pueden ser detectadas en una radiografía) debe registrarse en el registro intraoperatorio y en el registro del quirófano. Debe realizarse una radiografía si lo indica el cirujano.

d. Todos los objetos perdidos deben documentarse. Los procedimientos formales de incidente deben seguirse de acuerdo con las directrices locales. La discrepancia y consecuente acción debe informarse al personal adecuado y debe realizarse un informe.


7 DOCUMENTACIÓN

a. Es responsabilidad del profesional lavado asegurar que la documentación de la finalización del recuento se registra adecuadamente.

b. Una copia del la hoja de recuento debe incluirse en la historia del paciente indicando el nombre de los profesionales lavado y circulante responsables del recuento final.


LECTURAS RECOMENDADAS

Alexander’s care of the patient in surgery (1999) 11ª edición 43-45 London Mosby

AORN 2003 Recommended practices for sponge, sharp and instrument counts, standards, recommended practices and guidelines Denver AORN Inc.

Australian College of Operating Room Nurses (ACORN) May 2002 Counting of accountable items used during surgery standards, guidelines and policy statements Australia, ACORN Ltd.

Brigdens Operating Departament Practice 1988 302-304 London Churchill Livingstone

Bynom, Sarah 1998 reflection – a lost swab British Journal of theatre nursing 8 (5) 15-18

Fulbrook S 1995 Duty of care British journal of theatre nursing 5 (5) 18-19

Grandusky & Phippen (2000) Patient care during operative and invasive procedures 94-96 London Harcourt Brace.

Haken A. 2003 Poor swab management the clinical services journal February 50-51

Medical devices agency 1998 Reporting adverse incidents and disseminating medical devices alerts Ref: MDA/2003/001 London MDA. Disponible en: www.medical-devices.gov.uk (escribir el número de referencia en el cajón de búsqueda y hacer clic en ‘go’)

NATN 1997 Universal Precautions and Infection Control in the Perioperative Setting. Harrogate, NATN.

NATN 1998 Infection Control. Principles of Safe Practice in the perioperative environment. Harrogate NATN

NATN 1998 Safeguards for invasive procedures: The management of risks. Harrogate NATN

NATN 1998 The count principles of safe practice in the operating theatre 79-82. Harrogate NATN

NATN 1998 Use and handling of instruments. Principles of safe practice in the perioperative environment 88-90. Harrogate, NATN

NATN 1998 Universal precautions principles of safe practice in the perioperative environment 92-95. Harrogate, NATN.

Nursing midwifery council (NMC) June 2002 Code of professional conduct. London NMC

Olsen C 1995 Sutures, needles and instruments in Meeker M H 1995 Alexander’s care of the patient in surgery 10ª edición St. Louis Mosby

Tingle J 1997 Legal problems in the operating theatre: learning from mistakes. British journal of nursing 6 (15) 889-891.



[i] En España la agemed tiene, entre otras, la misión de regular los dispositivos de uso sanitario. Los formularios para notificar las incidencias están disponibles en: http://www.agemed.es/actividad/pschb/docs/anexo3-vig-prof.doc (285 kb)

2 comentarios:

  1. Hola, me gustaría saber más sobre el manejo que tienen del material.
    Cómo puedo contactarme con quien hizo la investigación? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola; Se trata de una 'traducción libre' de un artículo de consenso (no de una investigación) publicado por la Asociación para el cuidado postquirúrgico (.PDF en ingles 1,4 Mb) pero, si estás dispuest@ a gastar dinero busca en AORN el CD trae toda la documentación.

    Sólo una pregunta ¿de donde eres?

    ResponderEliminar

Normas de Publicación de Comentarios:

1.-Non se aceptarán comentarios que non teñan relación coa temática tratada neste blogue e o artigo en cuestión. Para comentarios de índole xeral empregar outras canles.
2.-Prefírense os comentarios asinados ainda que se permiten os anónimos. A educación e o respeto son imprescindibles porén a confrontación argumental que poida existir. Non se publicarán descualificacions ou insultos aínda que o autor se identifique.
3.-Si o teu comentario non se publica ó cabo de 48 horas podes porte en contacto polas vías alternativas; asemade si sufres atrancos técnicos.

Gracias pola túa aportación
Gracias por tu aportación
thanks for your input